Mitos sobre el condón

By 23 abril, 2021Jóvenes en acción

Hubo un aumento de embarazos no deseados durante el confinamiento de la pandemia, según la OMS la reducción en el uso de anticonceptivos podría tener graves consecuencias para las mujeres. Si las restricciones del coronavirus continuarán por un año más, podría haber hasta 15 millones de embarazos no deseados.

El látex, la goma, el paraguas, el chulo, el gorrito, el sombrerito, la funda, el globo; diferentes nombres, pero siempre el mismo; el condón nos ayuda a evitar estos embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Según el estudio de: “La revista cubana de Obstetricia y Ginecología”, la historia de la anticoncepción tiene casi tanto tiempo como el humano en este planeta. El condón fue evolucionando y cambiando a través de los años

Desde el excremento de cocodrilo y miel utilizados en el antiguo Egipto, para evitar embarazos que causarían problemas para la comunidad nómada, hasta los europeos con sus tripas de animales y sus vainas de cuero que utilizaban una y otra vez.

El método de intestinos de animales y vainas de cuero como condón de los europeos, era muy común en casas de prostitución de Inglaterra desde el año XVI-XVIII. Estos condones no servían para evitar embarazos, pero sí para no contagiarse de sífilis y se creía que lo remojaban en leche tibia para ablandarlos antes de usarlos.

Ahhh…nuestro camarada…el condón. Ese pillín. ¿dónde no ha llegado a estar?¿a qué lugares más le falta llegar a estar?

Disponible en todas las farmacias como los dulces de propóleo, con más edad que un candidato a la presidencia de los Estados Unidos e igual de confiable que un par de jeans del colegio que en algún momento eran azules; el condón al igual que tus jeans puede ser juzgado por tus parejas sexuales por ser “raro” o “feo” o “no es de tu tamaño” o “tienes que avisarme si te lo estás poniendo” (El condón no es del todo igual que tus jeans. A diferencia de tus jeans, el condón es de único y primer uso. De todas formas, deshazte de esos jeans.)

En este humilde artículo te damos una posible respuesta a las frases que se escuchan más cuando se le cuestiona a nuestro querido camarada, el condón

“No es una sensación tan agradable con un condón”

Tú puedes responder “Me sentiré más relajad@” si usas condón. 

El datazo que ninguna otra campaña de educación sexual y solo te lo daremos acá pero, ¿sabías que mientras más relajados estén las 2 personas, el sexo es más disfrutable? 🤯

“¿No confías en mí?”

Tú puedes decirle: “No se trata de confianza. Las personas pueden tener enfermedades de transmisión sexual sin saberlo”

En Latinoamérica somos muy confiados (aparte de guapos) pero, según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA), se estima que en 2015 había 2 millones de personas infectadas con el VIH en América Latina y el Caribe. 15 % de hombres y 33 % de mujeres no usan condón en su primera relación sexual, por estas cifras se estima que 30 % de las personas han padecido o padecerán una ETS antes de cumplir 30 años.

“Colocarlo lo interrumpe todo”

Tú puedes decirle: “Pero yo puedo ayudarte a ponértelo”

Algo que sí interrumpe todo es conseguir el trabajo en Hipermaxi con tu título de Filosofía y Letras para poder pagar el monto de 88.650 dólares de los primeros 12 años de vida de tu querida wawita.

 “Pero yo te amo”

Tú puedes decirle: “Entonces me ayudarás a protegerme” o “No voy a arriesgar mi salud para “probarte mi amor” ¿Realmente me amas? ¿Quieres que me sienta segur@?

Una clara alerta para evitar juntarte con esta persona. Chantaje Puro.

“Usar condones es feo”

Tú puedes responder: “Peor es quedar embarazada cuando no lo deseo” o “Al igual que contraer alguna ETS”

Una ETS como el chancroide o el herpes no es y no se siente nada bonito.
No temas ser rechazad@. Además, una pareja que no se interesa por proteger tu salud y bienestar no merece que tú tengas sexo con él/ella.

Autor/a: Mateo Crespo

Leave a Reply